Las cosas en la agencia siguen complicadas después de que el soborno de Emre haya salido a la luz y Can intenta sacar dinero de donde sea para evitar la quiebra, aunque eso suponga vender su parte de las acciones. Por su parte, el Señor Fabri no se rinde y vuelve a insistir a Sanem para que esta le venda su perfume. (20/05/2019)