Leo Messi y Pep Guardiola mantienen contacto directo desde los últimos meses. El entrenador catalán está al corriente del malestar del argentino en Barcelona. Guardiola ha renovado su contrato el mismo día en el que vuelven las informaciones sobre una salida inminente de Messi rumbo al Manchester City.