La República Checa, una de las revelaciones del torneo, y Grecia luchan por la segunda plaza del grupo de Estados Unidos y acceder de esta forma a los cuartos de final.