Dos de las tapadas de este Mundial se enfrentan en su primer partido del torneo en un choque que puede definir a qué pueden aspirar tanto Grecia como Montenegro.