Durante el evento, Oyku y Ayaz siguen con su tira y afloja habitual aunque ambos sienten la necesidad de dejarse llevar, que todo fluya y vivir el momento. Una nueva sorpresa hace que sus destinos estén entrelazados. Además, Mete y Seyma viven una situación incómoda debido al pasado de ella, que sigue acompañándola cada día (19/02/2020).