Luisa reacciona, enfadada, ante el hecho de que Antonio la haya presentado como su novia a Andrea. Discuten pero hacen las paces y afianzan su relación. Elpidia les pilla juntos. Aunque frente a ellos finge enfado, en el fondo está muy contenta de que Antonio comience a rehacer su vida. Mario pide disculpas a Andrea por no tomarse demasiado en serio su pintura: le ofrece el antiguo estudio de Eduardo. A Andrea le asaltan viejos recuerdos. Rafael monta toda una estrategia para que Loreto vaya a la fiesta privada que Gonzalo ha preparado para Fabián. En la fiesta Loreto descubre que su marido tiene un lío con Paloma