Desde hace meses, el nuevo coronavirus, SARS-Cov-2, que causa la enfermedad conocida como la COVID-19, mantiene en vilo al mundo. La pandemia se originó en China a finales de diciembre, pero poco a poco diferentes continentes fueron cayendo en las garras de su rápida expansión. América es el continente más castigado por la pandemia. Países como EE.UU., Brasil, México y Perú se sitúan entre los primeros en la lista con más casos en el mundo, pero en este continente hay una excepción: Cuba. En general, todas las medidas adoptadas no son tan distintas a las que se aplicaron en otros países, pero el secreto cubano está en las diferencias. Desde hace décadas, Cuba tiene una cultura de la salud basada en la prevención y la detección temprana, una estrategia que permite mantener altos estándares de calidad sin contar con grandes recursos financieros ni materiales. En paralelo con el plan interno contra la pandemia de COVID-19, Cuba demostró una vez más su internacionalismo, al enviar méd