Google anunció que suspende sus relaciones con el grupo tecnológico chino Huawei, después que el presidente Donald Trump considerara a la empresa un riesgo para los intereses de Estados Unidos. Ante esta decisión los perjudicados no solo serán los chinos.