Con desacuerdos entre Demócratas y Republicanos en el Senado, y unas reglas que parecen aventajar una posible absolución del mandatario estadounidense, inició el tan anunciado Impeachment contra Donald Trump.