La liberación del petrolero iraní, retenido ilegalmente en Gibraltar, ha hecho que la etiqueta #Grace1 se ubique en los primeros puestos de búsqueda en las redes sociales.