Beirut, una villa destruida, una capital cosmopolita que exhibe edificios esqueléticos como heridas abiertas de guerras. Dos explosiones en un almacén de nitrato de amonio sumergieron en la ruina a esta ciudad. Tras conocerse la noticia, las redes sociales se llenaron de mensajes provenientes de todas partes del mundo para lamentar el accidente sucedido en Beirut. kmd/ctl/mkh