El Reino Unido tiene nuevo premier y la prensa ya habla de los parecidos (no solo físicos) con el presidente de EE.UU., Donald Trump. ¿Será realmente así?