Una nueva serie de ficción de Estados Unidos muestra a Venezuela como “una amenaza en el escenario mundial”.