La censura a HispanTV y Press TV por parte de Google, sigue las normativas y la narrativa del presidente de EE.UU., Donald Trump, y sus funcionarios.