El mundo tiene al menos cinco problemas capitales que amenazan su seguridad y estabilidad, y como era de esperar los cinco nos llevan al señor Donald Trump.