Se sintió Santa Claus y viajó en su trineo presidencial Air Force One, creyendo que todos quedarían impresionados por la sorpresa de su entrada por la chimenea.