El estira y afloja de las relaciones entre EE.UU. y Rusia cada vez se estira más, esta vez, en un acto fuera del tono diplomático Washington amenazó con atacar a Rusia si esta no detiene la construcción de su nueva súper arma 9M729.