‘Si nos desafías vivirás el peor y más largo de tus días’, fueron las palabras de apocalipsis que usó el máximo general de Estados Unidos, que dirige el Pentágono, y que para la prensa estadounidense, fueron directamente al corazón de Rusia, el Kremlin.