El pueblo unido jamás será vencido, es la frase que ha permeado todas las manifestaciones después de la Revolución Industrial.