EE.UU. ahora ajustarán su postura para defenderse también de cualquier ataque con misiles, incluidos los misiles de crucero e hipersónicos.