Donald Trump haciéndole el favor a los latinoamericanos al según él concederles 3 años de prórroga para no deportar a los ‘dreamers’ y darle también prórroga a los migrantes, quiere hacer el negocio del siglo: construir su muro.