“Una respuesta contundente” advierte Irak, a través de su vicepresidente Nuri al-Maliki, si se verifica el involucramiento de Israel en los recientes ataques.