Irán ha vuelto dejar más clara que nunca su postura ante el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y el concierto de naciones.