Irán le pone un alto a EE.UU. y a Europa: los misiles no se tocan, eso para empezar, y para continuar, arremete contra la propia Europa por ser sumisa y querer complacer a los Estados Unidos, apoyando la idea de Donald Trump de violar y romper el acuerdo nuclear Irán-Grupo 5+1 suscrito en 2015.