Desde temprana hora, todos los medios de comunicación apuntaron sus cámaras hacia Turquía. El presidente turco prometió revelar la verdad.