La sombra de la muerte vuela sobre los derechos humanos, y lo que podría ser el cementerio más real es la Organización de Naciones Unidas (ONU). Cómo estarán las cosas en el planeta y dentro de la ONU, que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, ha anunciado repetidamente que mejor renuncia a su cargo.