El Líder iraní lo tiene muy claro ya son cuatro décadas de lidiar con EE.UU. y los países europeos que se caracterizan por la doble negociación sobre y debajo de la mesa.