El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, lo dijo claro, que Estados Unidos nunca podrá abrir una brecha entre las dos naciones vecinas: Irán e Irak.