Algunos lo han llamado el histórico proyecto de ley de impuestos de Estados Unidos. Nosotros lo llamamos un plan tributario histórico. Bueno, hay desacuerdo sobre si añade solo más de 3 billones de dólares al déficit nacional del país norteamericano.