¿Será cierto que muchos estadounidenses no se están beneficiando de una economía aparentemente saludable?