La posada de las almas abre su portón para recuperar la primera jota de la que se tiene conocimiento, datada, de 1758. La interpretan Begoña García, Inés Martínez y Javier Badules. Nacho del Río sitúa las primeras coplas en 1783. Y es en Los Sitios" de Zaragoza cuando la historia cuenta que ya se cantaba la jota.