'La posada de las Almas' dedica el capítulo este domingo a una gran jotera que tuvo y retuvo, y a sus 91 años sigue esplendida hablando de su gran pasión: la jota. María Pilar de las Heras ha preferido hablar desde su casa, pero en el plató están la gran mayoría de sus alumnos para hablarnos de sus experiencias con ella.