Son los herederos de una forma de vida que se está perdiendo. Alfredo y sus hermanas viven tres veces al año la trashumancia con sus yeguas. Decimos bien, viven porque criar al ganado de esta manera es una forma de entender la vida. David Molina no ha querido perderse esta experiencia y los acompaña junto a otros pastores y caballistas en un recorrido por alguno de los paisajes más bellos del Pirineo. La madriguera conoció una experiencia piloto que se ha llevado a cabo en Zaragoza. Se trata del certificado ciudadano canino ejemplar. El programa ha sido diseñado por la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos y con ello se pretende tener garantías de que los perros están educados y son aptos para la convivencia cívica. La madriguera viaja hasta Moros, la localidad aragonesa con mayor cantidad de burros censados. El programa descubrirá el porqué de este hecho y comprobaremos lo queridos que son en el lugar. Balú, un boyero de Berna de siete años de edad acude con su propietario a