Horacio es un perro afortunado. De vivir en la calle ha pasado a tener un hogar. Y no un hogar cualquiera, un hogar en mayúsculas con una familia que le quiere y le brinda todos los cuidados y atenciones que necesita. Un final feliz que hacen posible asociaciones de animales como ZARPA. Además de promover la adopción de perros y gatos, realizan un seguimiento de la adaptación de estos animales con sus nuevos dueños. La Madriguera también es testigo de la suelta a la naturaleza de una cigüeña rehabilitada en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre “La Alfranca”. Un hospital veterinario donde atienden a especies protegidas como estas aves que alcanzan los dos metros de envergadura. Y que, a pesar de la creencia popular de que vienen de París, encontramos en Pastriz. Asimismo, asistimos a la castración de Malanda, un potro de veinte meses. Se trata de una operación sencilla y rutinaria en el campo que se viene realizando desde hace siglos y que permite eliminar el estrés de los e