Hornazo, Epigrán y Delfinado son los tres sementales del Centro Militar de Cría Caballar de Zaragoza desplazados hasta la parada de Orós Alto-Biescas. Estos hipano-bretón, anglo-árabe y pura raza español son los encargados de aportar el semen que fecundará a las yeguas mediante inseminación artificial. Durante tres meses y por primera vez se ha llevado a cabo esta iniciativa que con un mínimo coste pone al servicio de los ganaderos equinos las mejores líneas genéticas obtenidas bajo hierro militar.