El olfato del perro trufero es el bien más preciado de un truficultor. Para ello hay que adiestrar al can desde cachorro con mucha paciencia y utilizando los premios como reclamo. Entre las razas ideales para esta labor están los bracos, los labradores y también los pointer, aunque los que se dedican a esto afirman que cualquier raza que se eduque para la búsqueda de la trufa puede funcionar. Conocemos a algunos de estos perros y cómo trabajan en la zona más productiva de Aragón, en lo que a trufa se refiere, Sarrión. También hemos seguido de cerca el caso de Osca, un labrador que sufrió un embolismo que le dejó paralizadas las patas traseras. A lo largo de los últimos meses ha asistido a fisioterapia acuática y La Madriguera con él, avanzando positivamente en su recuperación y dando más de una alegría a su familia. Y como siempre, hay tiempo para divertirse con los vídeos caseros de nuestras mascotas, conocer un poco más sobre razas autóctonas aragonesas y aprender con los consejo