Alegría, emoción, nervios, pesos inesperados. El Carnaval llega a La Báscula con un programa lleno de contrastes. Alfonso, del equipo de Los Vendedores, quiere abandonar el programa después de los malos resultados que ha conseguido en los últimos dos meses: sólo ha perdido 1,7 kg. Pero su decisión puede dar un giro radical con la visita de una persona muy importante que tratará de convencerle de lo contrario.