La Alfombra Roja se traslada a la localidad turolense de Monreal del Campo para emplazar a sus habitantes a convertir su famosa leyenda "El ojo de las damas" en una película. Los vecinos de este lugar podrán rememorar la época en que parte de Aragón vivía bajo la influencia islámica y redescubrir su pasado medieval sobre un escenario singular: los llamados ojos del Jiloca o de Monreal, conjunto de lagunas naturales formadas por las aguas subterráneas del río Jiloca, germen de dicha leyenda.