En esta ocasión, el concurso cuenta con la participación de unas personas mayores muy entrañables. Con más de 65 años y un profundo amor por la jota, cinco superseniors femeninas compiten por un premio de 1.500 euros. El plató de Dándolo todo jota es testigo de la actuación de la familia Navascués, del municipio zaragozano de Gallur. Una autentica familia jotera que ha sabido transmitir su pasión por la jota de padres a hijos a lo largo de varias generaciones. Como colofón a esta noche tan especial, visita el programa una persona que encarna como nadie la fuerza de la jota y la grandeza de la lírica. Se trata de Pascual Banzo. Arropado por parte de su familia y amigos, recuerda sus momentos más emotivos y divertidos. El jurado que valora y puntúa las actuaciones está compuesto por Angelines Hernández, cantadora y profesora, Fernando Checa, cantador, María Teresa Pardos, cantadora y profesora, Evaristo Solsona, investigador de historia de la Jota, y Pilarín Bueno, cantadora.