El programa se hace eco de un tratamiento cada vez más habitual para el tratamiento radical del cáncer de mama. Desde que se ha demostrado que no interfiere con un posible tratamiento de futuro, la reconstrucción de la mama se inicia al mismo tiempo que se produce la mastectomía.