Laura López “chufla” por los pueblos del Somontano (Huesca) para que todos los vecinos se enteren de la llegada del panadero, y así poder hacerse un “bocadillerbuenismo”.   En Ontiñena (Huesca) visita un antiguo molino que se mueve gracias al agua del “tollo”, y su propietario muestra el funcionamiento de las diferentes herramientas necesarias para conseguir hacer la “farina”.   Las vaquillas de Alpartir (Zaragoza), aunque son “chiquininas”, provocan tal ajetreo y movimiento por sus calles que cualquiera prefiere salir de allí “a colicas”.   En la papelería de Monreal del Campo (Teruel), los “muchichos” entran y salen continuamente en busca de “pintes” o para “alparcear”, mientras la dependienta lleva una buena “trapala”.   Federico Contín recoge tomates rosas en Barbastro (Huesca), donde le recomiendan elegir uno “entrevereau” y comérselo bien de “ajez”, regado con “lo porrón”.