Este cantaor, indispensable en la España de la Transición, Medalla de Andalucía y figura principal del llamado Flamenco-protesta, ha cumplido más de 50 años sobre los escenarios.