En 2005, el castillo de Nesvizh fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en Bielorrusia