Un brazo de tierra de gran belleza que se extiende 22 kilómetros a lo largo de la Península de Hicacos, en la provincia de Matanzas, Cuba