Cada vez hay más casos de pacientes recuperados de COVID-19 que sufren secuelas meses después. Se detectan incluso en jóvenes sin patologías previas y con síntomas leves durante la infección. ¿Cómo manejan médicos y afectados esta situación?