El racismo es un problema global. Tras el caso George Floyd, las grandes empresas se vieron obligadas a reaccionar a las críticas del movimiento "Black Lives Matter”. ¿Cómo luchan contra el racismo?