l tercer fabricante de cemento en todo el mundo es una empresa mexicana, pero en su sede principal está en Düsseldorf y todos los administradores son germanos. La misión de Paulo Ernesto Sánchez Díaz es hacer de eslabón entre ambas culturas. Él es el nexo de comunicación entre alemanes y mexicanos y organiza seminarios para superar los escollos interculturales.