Los bosques garantizan la biodiversidad y son una fuente de recursos. Sin embargo, el ser humano no duda en talarlos para obtener beneficios económicos. Repasamos algunos datos.