Bangkok lucha contra las inundaciones y la subida del nivel del mar. Sin embargo, los urbanistas intentan hacer posible lo que parece imposible y salvar la ciudad de este problema.