Nala Chengwe-Pupp tiene 15 años, vive en Sudáfrica y le encanta todo lo relacionado con el arte. Al igual que su hermana, quiere estudiar psicología y espera que algún día haya un mundo sin racismo, sin homofobia y sin coronavirus.